LLAMANOS

0341 438-3294

HORARIO

10:00AM-18:00PM

EMAIL

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Enfoques terapéuticos

Al día de hoy, no existe una cura para las condiciones del espectro del autismo, pero esto no significa que no se pueda hacer nada. Desde que se definió por primera vez en la década de los ’40, nuestra comprensión al respecto ha crecido enormemente y contamos con diversos tipos de apoyos para que las personas con autismo puedan tener vidas completas y felices. 

El tratamiento para las condiciones del espectro del autismo suele ser intensivo, comprehensivo y, generalmente, involucra a toda la familia y a un equipo de profesionales.
Las terapias apuntan a compensar las dificultades que están presentes en la comunicación, la socialización y la conducta, junto con otras dificultades que puedan estar asociadas (problemas de sueño, alteraciones gastrointestinales, desafíos en la integración sensorial, etc.). Los programas terapéuticos pueden combinar estrategias para los diferentes síntomas y, para que sean efectivos, deben basarse en las necesidades específicas y las fortalezas.

Aunque la investigación y la experiencia han revelado muchos de los “misterios del autismo”, aún continúa siendo un trastorno complejo que impacta en cada persona de manera diferente. De todos modos, muchas personas con TEA han hecho grandes avances con la combinación adecuada de terapias e intervenciones. Muy difícilmente un solo enfoque pueda mejorar todas las dificultades y no todas las terapias se adaptan a las necesidades específicas de la persona.

 Enfoque terapéutico del Autismo

A pesar de la gran cantidad de enfoques terapéuticos que existen (literalmente, miles), sólo algunos han demostrado eficacia comprobable. Los diferentes tipos de tratamiento pueden subdividirse en las siguientes categorías:

    • Enfoques conductuales y de comunicación
    • Enfoques dietarios
    • Medicación
    • Medicina complementaria y alternativa

1. Enfoques conductuales y de comunicación

De acuerdo a los reportes de la Academia Americana de Pediatría y al Concejo Nacional de Investigaciones de Estados Unidos, los enfoques conductuales y de comunicación son aquellos que proveen estructura, orden y organización para el niño además de la participación de la familia. Análisis del Comportamiento Aplicado (Applied Behavior Analysis - ABA) Se trata del enfoque terapéutico más aceptado dentro de la comunidad científica, ya que se centra en aumentar las conductas positivas y reducir los comportamientos inapropiados para mejorar una gran cantidad de habilidades. Dentro de este modelo, se encuentran:

  • Ensayo discreto (Discrete Trial Training - DTT)

Es una técnica de enseñanza que utiliza una serie de ensayos para alcanzar una conducta o respuesta esperada. Las habilidades se descomponen en partes más simples y se utilizan refuerzos para premiar las respuestas y conductas correctas.

  • Entrenamiento en Respuestas Pivotales (Pivotal Response Treatment - PRT)

A través de los intereses del niño, apunta a aumentar la motivación para aprender, monitorear el propio comportamiento e iniciar la comunicación. Los cambios positivos en estos comportamientos tienen efectos extendidos en otras áreas del comportamiento.

  • Intervención en la Conducta Verbal (Verbal Behavior Intervention - VBI)

Es una variante del ABA que se enfoca en la enseñanza de habilidades verbales

Otras terapias que pueden complementarse con ABA incluyen:

      • Enfoque Basado en las Relaciones y las Diferencias Individuales y del Desarrollo (DIR/Floortime)
      • Tratamiento y Educación para Niños con Autismo y Discapacidades relacionadas con la Comunicación (TEACCH)
      • Terapia Ocupacional
      • Integración Sensorial
      • Fonoaudiología
      • Sistemas de Comunicación Aumentativos y/o Alternativos (CAA)
      • Evaluación de la Conducta Funcional (FBA)
      • Habilidades Sociales
      • Enseñanza Estructurada
      • Historias Sociales

2. Enfoques dietarios

Algunos tratamientos dietarios han sido desarrollados por profesionales confiables, pero muchos de ellos no cuentan con la evidencia necesaria para ser recomendados.

Estos enfoques se basan en la idea de que los cambios en la dieta (quitando algunos alimentos y utilizando vitaminas o suplementos minerales) reducen los síntomas del TEA.

Un porcentaje elevado de niños con condiciones del espectro del autismo presentan alergias alimentarias, dificultades gastrointestinales y/o falta de vitaminas que con un cambio de dieta pueden mejorar y predisponer a la persona para el aprendizaje, pero esto no significa que sea un tratamiento adecuado para todos los casos.

Mientras que algunas personas se han beneficiado con estas intervenciones, muchas otra han disminuido su calidad de vida, por lo que se recomienda consultar con profesionales especializados y evaluar cuidadosamente los costos y beneficios antes de someterse a estos tratamientos.


3. Medicación

No existe medicación que cure el TEA ni que ayude a mejorar los principales síntomas. Aun así, existen medicamentos que pueden llevar a disminuir algunos problemas asociados, como las convulsiones, la hiperactividad, la incapacidad para concentrarse, o los altos niveles de ansiedad y depresión.

En cualquier caso, siempre es necesaria una evaluación bien detallada, realizada por profesionales competentes, con el correspondiente seguimiento y acompañada del plan terapéutico individualizado.

4. Medicina complementaria y alternativa

Para aliviar los síntomas del TEA, algunos padres y profesionales de la salud utilizan tratamientos que se encuadran fuera de lo que típicamente se recomienda. Estos tratamientos pueden incluir dietas especiales, quelación (una intervención para quitar del cuerpo los metales como el plomo), productos biológicos (como la secretina) o sistemas basados en el cuerpo (como la presión profunda).

Estos enfoques son muy controversiales. Los estudios señalan que al menos un tercio de los padres han intentado algún tratamiento alternativo y que un porcentaje significativo de ellos puede ser peligroso para la integridad física. Antes de comenzar una intervención de este tipo, se recomienda estudiarlo cuidadosamente y hablar con especialistas.

Si un enfoque parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente sólo lo parezca. Existen algunas señales para sospechar acerca de la eficacia de un modelo:

  • Excesiva comercialización (consultas extremadamente caras u oportunidades de ganar dinero como revendedor de la intervención)
  • Resultados de investigaciones que no han sido publicadas en revistas científicas
  • Estudios y revisiones que tengan en cuenta solo algunos aspectos de la intervención
  • Uso de palabras como “milagro”, “fe”, “cura” o “recuperación” 
  • Promesas de mucho éxito y resultados rápidos
  • Afirmaciones de que la intervención sirve para muchas otras condiciones
  • Técnicas “fáciles de llevar a cabo” que requieran de poco entrenamiento
 CONTACTANOS 

Inscripcion