LLAMANOS

0341 438-3294

HORARIO

10:00AM-18:00PM

EMAIL

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Trastornos del habla y del lenguaje

Trastornos del habla y del lenguajeLos problemas que pueden aparecer dentro del campo de los trastornos del lenguaje son muchos y  variados. Existen numerosas alteraciones, con orígenes diversos y distintos grados de afectación. La presencia de un trastorno del lenguaje en un niño, generalmente, trae dificultades en la interacción con su entorno, un rendimiento escolar deficiente, aislamiento y retraso en el desarrollo cognitivo.

Dentro de los trastornos que no se producen ni están asociados a pérdida auditiva, daño cerebral, déficit intelectual, trastornos motores o factores afectivos, podemos encontrar:

  1. Dislalia: se trata de un sonido o fonema que no se produce de forma correcta, a pesar de ser percibido y ser diferenciado normalmente de otros sonidos. El fonema afectado no aparece en el inventario fonético del niño, ni en el lenguaje espontáneo, ni en el lenguaje repetido, ni tampoco es capaz de realizarlo de forma aislada. Por ejemplo, sustituir el fonema /r/ por el fonema /g/.
  2. Retraso del Habla: las dificultades se producen en la adquisición del sistema fonológico. En principio, no aparecen alteradas ni la comprensión oral, ni el desarrollo de la ubicación de las palabras en la oración, ni de los significados. Pero, dependiendo de la gravedad del trastorno, puede estar afectado el uso del lenguaje y la intencionalidad comunicativa. Muchas veces los niños utilizan procesos de simplificación fonológica que suponen la eliminación o sustitución de sonidos, que le resultan difíciles, por otros más fáciles. (Por ejemplo, “caro” en vez de “claro”).
  3. Retraso del Lenguaje: se caracteriza por presentar dificultades en la adquisición de la forma, el uso y el contenido del lenguaje oral. El núcleo del problema es la expresión y el acceso al lenguaje, se inicia un año o año y medio más tarde de lo que suele ser habitual. Los niños con este tipo de trastorno suelen responder muy bien a la intervención y mejorar su competencia lingüística.
  4. Trastorno Específico del Lenguaje (TEL): se caracteriza por presentar severas dificultades en la adquisición del lenguaje oral y una limitación significativa. Los problemas se extienden tanto al plano expresivo como al comprensivo, se observan dificultades en el desarrollo de los distintos componentes del lenguaje, especialmente en el morfosintáctico. Las características más comunes dentro del TEL son:
  • Distorsión y desorganización fonológicas.
  • Reducciones del sistema consonántico y de la estructura silábica.
  • Habla ininteligible.
  • Dificultad en el uso de nexos entre oraciones.
  • Alteración del orden de los términos de la frase.
  • Unión de palabras en las frases
  • Uso casi exclusivo de estructuras simples.
  • Vocabulario expresivo muy limitado.
  • Dificultad para comprender y expresar nociones de espacio y tiempo.
  • Abundancia de gestos y conductas no verbales para mantener la interacción.
  • Poca participación espontánea en conversaciones grupales.
  • Competencia conversacional limitada.

La mayoría de estas condiciones se produce en el periodo de adquisición del lenguaje oral y, excepto el TEL, suelen generar necesidades educativas transitorias si se realiza una intervención adecuada. Pero si se detectan tardíamente o no se trabajan, se puede ver afectada la adquisición de la lecto-escritura y todo el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Los casos muy graves presentan grandes dificultades tanto para el diagnóstico como para diferenciarlos de otros cuadros diagnósticos (como el Trastorno del Espectro del Autismo). Por eso, el diagnóstico precoz es fundamental para asegurar un mejor pronóstico.

 CONTACTANOS 

Inscripcion